6/27/2011

No podrán pararnos

 Lo queremos todo y mucho más
Manifestación 3 de julio, 19 horas, Cibeles-Sol
 
Un jefe de policía sonríe a la cámara mientras muestra divertido la careta de lo que denomina “un grupo de peligrosos piratas informáticos que por fin ha sido detenido; un periodista se burla de “los indignados”: “No saben lo que quieren y muy pronto ya nadie hablará de ellos”, asegura; los sindicatos lanzan amenazas que saben bien que no cumplirán acerca de “romper la paz social”; un alcalde abandona a toda prisa un Ayuntamiento. A través de los cristales tintados de su coche oficial puede ver a cientos de personas que le gritan e increpan; un secretario judicial acaba su desayuno y se levanta, dispuesto a ejecutar un nuevo desahucio.

Jefes de policía, medios de comunicación y tertulian@s, cúpulas sindicales, polític@s, banquer@s y jueces, ¿sabéis qué sucede? Que os hemos perdido el respeto.

El 15M expresó masivamente un malestar que se fraguó en universidades y centros de trabajo, en pasillos de supermercados abarrotados de productos cada vez más inasequibles, en las colas del paro, en vagones de metro atestados de gente como tú y como yo, gente cabreada y cansada de que siempre seamos l@s mism@s quienes paguemos sus crisis. Surgió porque todo tiene un límite y porque cualquier persona decente se indignaría al ver las redadas contra inmigrantes, las persecuciones en plena calle contra grupos de manteros, los despidos y desahucios.

El Poder está aterrorizado. Comienza a sentir que su tiempo ha pasado. No comprende que aquello que deseamos (todo eso que expresamos por medio de cánticos que son rugidos y en asambleas que son solidaridades inauditas en este país hasta ahora obediente) es incompatible con todas sus miserias y violencias.

El Poder siente pánico. Está desesperado y su desesperación le conduce a pretender detenernos con sus policías y guardianes.

El campamento de Sol ya no existe, pero su vacío es tan sólo algo táctico: nos fuimos de una plaza para repartirnos por todas las plazas. Y ahora estamos en cualquier lugar.

Nuestra fuerza está en la resistencia de la gente, en los vecin@s de esta ciudad que, en la farsa que fue la bochornosa investidura del Alcalde de Madrid, no dudaron en colocar sus cuerpos frente a los coches oficiales. Y los ojos, los ojos del forzudo antidisturbios que desesperado comprobaba que cuando levantaba a un@ de l@s nuestr@s, otr@ rápidamente ocupaba su lugar.

No olvidaremos.

En Madrid, Barcelona o Valencia habéis hecho de la mentira vuestra bandera. Sois la “versión oficial”, pero nosotr@s tenemos la verdad. Golpeásteis a gente pacífica. Qué indignidad. Esto es lo que habéis sembrado (polític@s que deben llegar al Parlamento a bordo de helicópteros, como bandidos) y toda vuestra obscenidad y arrogancia no os saldrá gratis. Este año ya es nuestro. Sabed que la llegada del verano os traerá frío y soledad y que, cuando llegue el invierno, las calles estarán bien calientes.

No nos representáis, vosotr@s, la clase política sin excepciones

Aprendimos en las calles, cuando por fin la rabia salió de nuestras casas, que éramos multitud. Esto es la política. Esta es la comunidad. Esta es nuestra gente: el poder (un poder real y no vuestros simulacros de democracia) en manos de la gente a través de decenas de asambleas, autogestión, horizontalidad, apoyo mutuo, solidaridad, jóvenes aprendiendo de sus mayores, mayores sintiéndose jóvenes, pero tod@s compartiendo anhelos, enseñanzas y contraseñas.

Hoy sabemos que tenemos que seguir aprendiendo.

Hoy sabemos que no podrán pararnos.

No olvidemos que Sol y su campamento surgieron mientras nuestr@s compañer@s, después de sufrir malos tratos y violencia, pasaban la noche en ese oscuro y tétrico lugar que es la sede de la Brigada de Información de Moratalaz. Entonces, alguien colocó una tienda de campaña, y luego aparecieron decenas más. Nuestr@s compañer@s siguen imputad@s por unos delitos que no reconocemos.

Ahora, nosotros (la voz del pueblo), haremos de jueces…

¿Qué os parece si os juzgamos?

Durante el recorrido haremos varias paradas frente a algunas de las instituciones más indecentes de este país. Una vez allí, las juzgaremos.

Banco de España: sede de la Mafia. Culpable por ser un incomparable ejemplo de un sistema avaro e injusto.

Consejería de Educación: fábrica de seres obedientes y preparados para ser l@s parad@s del mañana. Culpable por fomentar la estupidez y la ignorancia.

BBVA: Parques inmobiliarios a costa de especular y arrebatar los hogares de la gente de los barrios, expulsando a sus habitantes y destruyendo sus sueños. Culpable por usura.

Dirección General de Seguridad-Presidencia de la Comunidad: la antigua mazmorra por la que pasaron nuestros padres, madres y abuel@s. Todo aquello que un día albergó la extinta DGS (injusticia, violencia y arbitrariedad) ha subido por fin a su superficie, llegando incluso hasta las elegantes moquetas de la actual Presidencia de la Comunidad. Culpable por sostener la violencia organizada.

El 15M tomamos la calle, luego las plazas. Mañana haremos lo mismo con centros de trabajo y universidades.

Porque no podrán pararnos.

Porque lo queremos todo y lo queremos ahora.

Archivo y sobreseimiento de lxs detenidxs el 15M.
Ni un desahucio o despido más.
Fuera la Reforma Laboral.

*Piquetes informativos el sábado 25 de junio. Durante todo el día, se organizarán piquetes a la salida de todos los metros de Madrid. Organízate en el tuyo.

#nopodranpararnos#

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No olviden parar y enjuciar en el Círculo de Bellas Artes, sede de una de las muchas checas madrileñas donde los partidarios de las izquierdas detenían indiscriminadamente a todos los sospechosos de vestir como burgueses, seguir preceptos religiosos, tener una posición social, cultural o tener un familiar con esas características.
Allí se torturaban, violaban para después llevarlos al "paseo" que según los revolucionarios merecían por tal desfachatez.

tipo gris dijo...

muy bueno, se estudiará enjuiciar al arte por todos sus crímenes

Anónimo dijo...

Topo Gris, enjuiciar a la checa del Círculo de Bellas Artes se refiere a enjuiciar a las decenas de miles de asesinatos contra hombres, mujeres y niños inocentes que cometieron los partidos de izquierda durante el terror rojo en Madird.

El arte de torturar, violar y asesinar que la izquierda ha producido contra 100 millones de personas en un siglo en todo el mundo.

tipo gris dijo...

que sí, que te hemos cogido. a ver: no soy partidario de la extrapolación a nuestros tiempos de izquierda-derecha: no me defino en ese esquema ni me gustaría que se restaurase en las nuevas luchas. no soy tan simple de considerar los conflictos en este país como una historia de buenos y malos, parece que otros si. siempre he ido contra los privilegios de unos pocos, que solían ir bien vestidos y tener una educación bien cara, aunque no tanta cultura, o en todo caso una cultura fallida. por mucho que os empeñéis, no se va a desatar ninguna persecución, pero algunos tendrán que abandonar sus privilegios sociales para no crear más odio.