3/25/2011

Acabar con el tipo gris

Parece ser que aparenta estar, pero su mirada se ha perdido. Vive ensimismado. Tiene los rígidos modales del zombi y la humildad excesiva de nadie. Hay que acabar de una puta vez con este tipo gris que arrastra su gris existencia por calles, oficinas y mataderos grises, que vive para nada con tanto esfuerzo y se multiplica invisible como las ratas.

Aunque parece indefenso, tiene la culpa de todo. Es el apestado y la peste, el ignorante y el ignorado, el responsable absoluto de la superpoblación y la materia prima de la producción masiva de muerte. Nos las pagará todas juntas. Maldito gris ceniza, moroso gris moneda, gris Mandril maloliente.

Cada día sobrevive a su extinción masiva. Es sumamente infeliz, pero esto no parece afectarle. Lleva tiempo desesperado. Maltrata su cuerpo enfermo, pero necesita ayuda para acabar con su perra existencia. Los servicios sociales admiten su derecho a ser exterminado, pero carecen de los recursos para garantizarlo y se limitan a combatir la plaga con los medios disponibles.

No podemos esperar a que sucumba a las tímidas reformas de nuestros guardianes. No es posible eliminar así la muerte en vida. Un tipo gris seguirá ahí, donde habíamos descartado su presencia.

Es preciso poner en práctica métodos tajantes: arrancarlo de su agujero, golpearlo hasta que despierte, sacarle brillo a pesar de sí mismo. Hay que destruir el tablero donde le resulta cómodo moverse en desventaja.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno el vídeo. Condensar en 33 claúsulas el estado de la cuestión es más que aceptable y hacerlo con ironía le dá aún más mérito.
Sería estupendo acabar con la grisalla dominante. Pobres tipos grises.

Julia Outón dijo...

No, no es gris, es el fascismo que se viste de Inditex.

Buen video, un saludo