3/02/2010

Construir el Partido

Mil sueños se fueron al estercolero cuando comprendimos "que no había descanso ni conciliación". Las cenizas de la antiglobalización han mostrado que no había negociación posible, y que había que centrarse menos en el conflicto que en la reconstrucción de nuestras vidas. Los locos y perdedores de aquel movimiento decían: "hay que construir un doble poder en la cultura". Las redes nos han ayudado tanto como nos han jodido, pero poco a poco aprenderemos a aceptarlas sin necesitarlas.



No hay comentarios: